Lima: Aarom ore en Unsplash.com

Los Cuatro Pilares de las Ciudades Inteligentes

 

A medida que las denominadas Smartcities se consolidan como un exitoso esquema global, el número de ciudades y regiones en Latinoamérica interesadas en implementar este modelo crece exponencialmente, sin embargo, para algunos mandatarios locales, dar el primer paso para la consolidación puede resultar muy complejo de materializar, factor que puede subsanarse si desde el principio el modelo se edifica sobre los cuatro pilares fundamentales de las ciudades inteligentes, propuestos por el Banco Interamericano de Desarrollo para América Latina.

¿Cuáles son los cuatro pilares de las ciudades Inteligentes?

Por: Gabriel E. Levy B.
www.galevy.com

 

En el año 2016, el Banco Interamericano de Desarrollo – BID,  convocó a los expertos: Mauricio Bouskela, Márcia Casseb, Silvia Bassi, Cristina De Luca y Marcelo Facchina, para construir una ruta posible de implementación de ciudades inteligentes: Smartcities, para América Latina y fue así como de este trabajo de consultoría que resultó el documento: “La ruta hacia las Smart Cities: Migrando de una gestión tradicional a la ciudad inteligente[1]”, un texto que de manera práctica expone un modelo realista de implementación para el contexto regional, permitiéndole a los burgomaestres desarrollar estrategias posibles de transformación digital en sus localidades.

Partiendo de la base de que toda Smart City involucra procesos, tecnologías y personas, el texto propuso un modelo de arquitectura para Latinoamérica de Smartcity, el cual, desde el punto de vista tecnológico, sugiere invariablemente cuatro elementos básicos, todos ellos basados en la innovación[2]:

  1. Infraestructura de Conectividad

Los modelos de implementación de SmartCities deben enfocarse en garantizar el desarrollo de redes de banda ancha capaces de soportar aplicaciones digitales y garantizar que dicha conectividad esté presente en toda la ciudad y para todos los ciudadanos. Esa infraestructura de comunicación puede ser una combinación de diferentes tecnologías de red de datos que utilicen transmisión vía cables, fibra óptica y redes inalámbricas, aunque es necesario destacar que, por defecto, tal y como lo hemos analizado en artículos anteriores, la fibra óptica es la tecnología actual que asegura la mayor velocidad de conexión en tierra y permite crear redes WiFi de alta calidad y velocidad, esenciales para conectar sensores y dispositivos[3].

  1. Sistemas de Captación de información: SENSORES

Una ciudad se vuelve más eficiente en la medida en que es capaz de obtener datos generados de múltiples fuentes, principalmente a través de las infraestructuras instaladas por prestadores de servicios y ciudadanos en los edificios y en las calles para luego procesar esos datos y transformarlos en información que facilite la toma de decisiones capaces de mitigar, organizar, anticipar o prever innumerables retos urbanos[4].

Para captar esos datos, en algunos casos es necesario instalar sensores y cámaras de video en la infraestructura física de la ciudad, conectarlos entre sí en una red de comunicación de datos, para luego usar esos datos enviados en tiempo real y apoyar de esa manera la toma de decisiones.

El análisis de datos permiten anticipar acontecimientos futuros y apoyar el desarrollo de nuevos servicios y/o políticas públicas. Por eso los sensores son, juntamente con las redes de datos, los cimientos del montaje de una Smart City[5].

Al universo de dispositivos inteligentes vinculados con Internet que usan conexiones inalámbricas para interactuar entre estos dispositivos, un modelo que pertenece al mundo del denominado: “Internet de las Cosas” (Internet of Things – IoT), que incluye las conexiones máquina a máquina (Machine to Machine – M2M), conexiones entre dispositivos dotados de microprocesadores y sensores digitales de ambiente.

En el área de salud, las cámaras cobran fuerza en aplicaciones más complejas de telemedicina y también en aplicaciones más simples, como la posibilidad de que un paciente que necesita seguimiento constante use una cámara web acoplada a su computadora en el hogar para conversar con un médico en el hospital o centro de salud en horarios programados (o en situaciones de emergencia) sin necesidad de desplazarse hasta allí.

  1. Centro Integrado de Operación y Control – CIOC

Considerado como la materialización de la integración de los recursos y sistemas de una Smart City, el Centro Integrado de Operación y Control – CIOC (Integrated Operating Control Center – IOCC) reúne en un mismo local la estructura tecnológica (computadoras, sistemas de aplicaciones y monitores de los sistemas digitales), la infraestructura física (salas de operación, gestión de crisis, etc.), la infraestructura de procesos y el personal y representantes de varios organismos públicos y proveedores de servicios, centrado en un enfoque colaborativo e integrado de los temas que serán tratados en lo que debe ser el cerebro de la ciudad inteligente.

Un proyecto de Smart City puede comenzar por un solo tema o departamento y tener, incluso así, una versión más simple del Centro Integrado de Operación y Control que incorpore una visión intersectorial y colaborativa. Progresivamente, el proyecto puede añadir nuevos elementos y departamentos a medida en que se va ampliando. Por ejemplo, puede empezar ocupándose del tema de movilidad, y aun así va a involucrar el departamento de tránsito, transportes, planificación urbana, el cuerpo de bomberos, el área de salud, los servicios de energía, el departamento de servicios urbanos, la policía, entre otros.

El CIOC está conectado a la ciudad en tiempo real por medio de Internet y de diferentes redes de comunicación con los miles de sensores y dispositivos digitales diseminados por la red urbana, cámaras de video y otros equipos generadores de información. Está equipado con computadoras y programas de procesamiento de grandes cantidades de datos y sistemas de análisis, que permiten que sus operadores den seguimiento al movimiento de la ciudad en vivo, tomen decisiones que permitan actuar en situaciones de rutina o que intervengan rápidamente en situaciones de emergencia como inundaciones, accidentes o situaciones graves de seguridad.

Uno de los atributos más interesantes de CIOC es la inteligencia, que le per-mite hacer análisis predictivos a partir de la comparación y el análisis  de una gran cantidad de datos (Big Data) en tiempo real con datos históricos y, como consecuencia, facilita la toma de decisiones para una acción preventiva, siempre que sea posible, antes de que los problemas ocurran o se agraven.

  1. Interfaces de Comunicación

Una vez establecida la infraestructura de Tecnología de la Información de la Smart City de manera que forme parte del tejido urbano, es necesario agregar una capa de aplicaciones y sistemas de comunicación que funcionarán como interfaces entre la gestión y los ciudadanos y las diferentes estructuras y departamentos de la ciudad. Esos sistemas pueden servir como plataformas de colaboración, o sea, la creación de aplicaciones móviles que permiten la recolección de datos y la gestión participativa por parte de los ciudadanos o que permiten que la ciudad se comunique con ellos para enviar alertas de emergencia o sugerencias de transporte– es un buen ejemplo de lo que se llama interfaces de comunicación.

Una forma de asegurar que todos los elementos humanos de una ciudad tengan acceso a los servicios digitales dentro del centro urbano es trabajar con plataformas abiertas y disponibles para toda la población. Además de las aplicaciones móviles, también es importante agregar sistemas informáticos basados en una plataforma web para tener acceso a información de los diferentes departamentos de la ciudad, acceso a servicios y también canales que permitan la participación del ciudadano.

El uso de plataformas de computación en nube (cloud computing) combinadas con el uso creciente de dispositivos móviles, como teléfonos inteligentes, tiene mucho que ofrecer a las ciudades que procuran ser inteligentes y para las gestiones que buscan ser cada vez más abiertas y transparentes.

En Conclusión, Aunque existe la voluntad manifiesta por parte de muchos gobiernos locales en América Latina para implementar modelos exitosos de ciudades inteligentes, no siempre es sencillo para un gobierno regional establecer los puntos de partida para un exitoso modelo de implementación, es por esta razón que el documento “La ruta hacia las Smart Cities: Migrando de una gestión tradicional a la ciudad inteligente”, presentado por el Banco Mundial, resulta de suma importancia al definir cuatro pilares fundamentales que le permiten a cualquier centro urbano definir la ruta de implementación, la cual se fundamente en: Infraestructura de Conectividad, Sistemas de captación de información, Centro Integrado de Operaciones e Interfaces de Comunicación.

 

[1] Documento: La ruta hacia las Smartcities del Banco Interamericano de Desarrollo

[2] Documento: La ruta hacia las Smartcities del Banco Interamericano de Desarrollo

[3] Artículo académico de Andinalink: “La Fibra que mueve Internet”

[4] Artículo académico de Andinalink: “La Fibra que mueve Internet”

[5] Artículo académico de Andinalink: “La Fibra que mueve Internet”

1 comentario en “Los Cuatro Pilares de las Ciudades Inteligentes”

  1. Pingback: Los cuatro pilares de las ciudades inteligentes - Asocapitales

Deja un comentario