Las Tic que impulsan el desarrollo de las regiones y sus urbes

Históricamente la implementación de las tecnologías de Información y Comunicación, como estrategia para impulsar el desarrollo de las ciudades ha sido referenciado en el contexto de las grandes urbes, sin embargo, la aparición de tecnologías mucho más asequibles, la innovación, economía a escala y cadena de distribución, han permitido que pequeñas ciudades e incluso zonas rurales se beneficien de las TIC para generar transformación digital en beneficio de la calidad de vida de sus habitantes.

¿Se pueden convertir las pequeñas ciudades en Smartcities?

Por: Gabriel E. Levy B.

www.galevy.com

Históricamente el concepto de Ciudad Inteligente ha estado íntimamente ligado a la existencia de grandes Urbes, como Singapur, New York, Buenos Aires, o Barcelona, sin embargo a medida que las tecnologías de información y comunicación han venido simplificándose, han emergido nuevos fabricantes, se ha consolidado las economías de escala y ha mejorado la distribución, nuevos desarrollos adaptables a cualquier tipo de urbe, se ofertan en el mercado global a costos muy accesibles, permitiendo que no solamente las grandes metrópolis puedan soñar con elevar la calidad de vida de sus habitantes, a  través de las TIC, sino que incluso poblaciones apartadas y con muchas limitaciones de infraestructura, puedan acceder a las tecnologías de información y comunicación, como motor del cambio y transformación de sus regiones.

La metodología United for Smart Sustainable Cities (#U4SSC)

Un proyecto global denominado: United for Smart Sustainable Cities (#U4SSC), ha sido diseñado para permitir que las ciudades autoevalúen su situación, para el desarrollo de objetivos smart, promoviendo los esfuerzos necesarios para conseguirlos que cualquier urbe pueda transformarse a través de las TIC, permitiendo que una vez las ciudades cuenten con datos diagnósticos suficientes, puedan identificar qué información aplicable es capaz de utilizarse para implementar políticas públicas basadas en TIC “ad hoc” que se ajustan a las necesidades específicas de la ciudad con independencia de su población, tamaño y grado de desarrollo[1].

Actualmente en España se desarrollan múltiples proyectos, en poblaciones de menos de 6 mil habitantes con esta metodología, que principalmente opera en el continente europeo[2].

La conectividad como punto de partida

Tal y como lo habíamos analizado anteriormente en un artículo[3], Chattanooga hubiera sido una ciudad invisible el siglo pasado, de no ser porque Glenn Miller compuso una canción llamada Chattanooga Choo Choo (en honor al particular tren que rodaba para 1941), o por el presentador de la CBS, Walter Cronkite, que a finales de la década de los 60 afirmó que era “la ciudad más sucia y fea de Estados Unidos”[4].

En la última década esta ciudad se transformó radicalmente y hace poco fue nombrada por Lonely Planet como “la mejor ciudad para vivir en los Estados Unidos” y “uno de los 10 mejores destinos para visitar” [5].

Chattanooga (Tennessee), con menos de 200 mil habitantes, se transformó radicalmente gracias a una sola estrategia pública: tener el Internet más rápido de Estados Unidos y poner las TIC en el centro de la materialización de la política pública, un modelo que ha sobrevivido a varios gobiernos y que sea ha sostenido en el tiempo, permitiendo que que hoy en día sea la ciudad con una de las conexiones a internet más veloces del mundo: 10 GB/s por hogar, 200 veces más rápida que la de un estadounidense promedio o mil veces más rápida que la velocidad promedio de un hogar urbano en Suramérica[6].

Todo comenzó en 2010, con un proyecto diseñado por Harold Depriest, el director ejecutivo de la compañía de electricidad y telefonía EPB (Electric Power Board), quien implementó el ambicioso plan de una red de fibra óptica con total cobertura en la ciudad. La red llegaría a todos los abonados de energía eléctrica en la ciudad, entregándoles una conexión de 1Gb/s por muy bajo costo para la época. Es decir que un habitante de Chattanooga, de bajos recursos, para el año 2012 tenían diez veces más velocidad de Internet que la conexión residencial más rápida de un ciudadano con alto poder adquisitivo en Colombia, Ecuador, Perú o Argentina para el año 2015[7].

Lo lograron con una inversión mínima, que no ascendió a los US$320 millones, de los cuales la tercera parte provino de recursos públicos del Departamento Federal de Energía[8].

A partir de ese momento miles de emprendedores decidieron radicarse en Chattanooga, pues gracias a su Internet Ultra Rápido de Bajo Costo, los emprendimientos digitales comenzaron a ahorrarse meses de trabajo y cientos de miles de dólares en conectividad. Al llegar a la ciudad miles de proyectos de emprendimiento; la tasa de desempleo llegó a cero en solo meses y se convirtió en una ciudad receptora de talentos, especialmente de Silicon Valley, convirtiéndose en un tanque de talento, pensamiento y creatividad, que a su vez derivó en un boom de la construcción ante la creciente demanda de vivienda. Esto a su vez generó más empleo, recursos y riqueza para región, así como nuevos emprendimientos como supermercados, almacenes de tecnología, tiendas, lavanderías, escuelas, empresas de servicio y entretenimiento, hasta convertirse este año en lo que Lonely Planet denominó: “La mejor ciudad de Estados Unidos para visitar y vivir”.

Construyendo ciudades desde cero

Kalasatama, es una ciudad que se está construyendo desde cero en las afueras de Helsinki, Finlandia. En donde las TIC se han puesto en el centro del modelo de desarrollo, a partir en gran medida de muchas tecnologías emergentes e innovadoras,

Se espera que la ciudad esté totalmente terminada, en 2030, para ese entonces, los habitantes recuperarán en promedio una hora de su vida nada más por vivir ahí y su nivel de calidad de vida se triplicará, lo cual pareciera imposible, en uno de los países con los índices de calidad de vida más altos del mundo.

“Los habitantes de esta ciudad nunca volverán a quedarse atorados detrás de un camión de basura en su trayecto diario. Los ingenieros instalaron en la ciudad un sistema de eliminación de residuos por vacío, así que la gente simplemente lleva su basura a un punto cercado y de ahí se transporta por vacío a un centro subterráneo de eliminación.”[9]

La ciudad tendrá cobertura 5G en todos sus rincones, pero también habrá una red WIFI 6.0 de alto velocidad gratuita, que se pagará con una sobretasa adicional, como ocurre con el alumbrado público, habrá muchas formas de movilidad sostenibles, públicas y gratuitas e inteligentes, todas las mascotas tendrán chips geolocalizados, que sin importar en que parte de la ciudad se encuentren, podrán ser localizado por sus dueños inmediatamente, al tiempo que si llegan a cruzarse en una calle un sonido ultrasónico que solo la mascota podrá oír, lo hará alejarse del peligro.

El sistema de salud estará interconectado con cada ciudadano, de tal forma que una alerta en un Smartawch enviará una ambulancia inmediatamente a la casa de una ciudadana, en caso de un infarto o cualquier otro tipo de situación de riesgo, tal y como ya ocurre en la ciudad de Riverside en California, en donde un proyecto universitario piloto, ya ofrece este servicio para varios habitantes.

El 5G jugará un papel clave

La ciudad antigua de Matera, situada a un lado de un peñasco en el sur de Italia, es una de las primeras ciudades de Europa en ofrecer redes 5G, habilitadas.

Todo comenzó en 2019, como parte de una iniciativa del gobierno de la ciudad, que apostó por convertir la ciudad en un de centro de turismo digital a través de tecnologías como la realidad virtual, que sirve para para que cualquier turista, conozca con su celular el legado cultural y artístico de una ciudad que recibió el título de Capital Europea de la Cultura en 2019, simplemente con abrir una aplicación en su celular, de tal forma que con apuntar a un edificio podrá conocer toda la historia de este lugar y los personajes que lo habitaron.

“Ha habido una intención auténtica de rejuvenecer esta zona y para hacerla un centro de turismo, primero que nada, pero también para tomar medidas para que sea un lugar para la inversión y la industria”, dijo Jonathan Reichental, experto en tendencias tecnológicas emergentes en entornos urbanos al periódico expansión de México[10].

El caso Perú

Smarcityperu,org, es una iniciativa académica a cargo de una organización Sin ánimo de lucro en el Perú, que tiene por objetivo promover la implementación de proyectos de Smartcities en la nación Andina, buscando mejorar la calidad de vida de sus habitantes mediante las TIC, con el concurso de ingenieros, desarrolladores y expertos.

Las iniciativas buscan privilegiar pequeñas poblaciones, en donde la seguridad, la movilidad, la accesibilidad, el medio ambiente, requieren de soluciones innovadores para transformar la calidad de vida de sus habitantes, convirtiéndose de esta forma en una importante iniciativa desde la sociedad civil para generar cambios trascendentales en la infraestructura de las urbes peruanas[11].

En conclusión, las tecnologías de información y comunicación aplicadas a proyectos de sostenibilidad en las ciudades, a través de iniciativas denominadas: Smartcities, no son exclusivas de las grandes urbes en el mundo, toda vez que la aparición de nuevas tecnologías han permitido que surjan alrededor del mundo todo tipo de iniciativas, que permiten que cualquier tipo de región pueda diseñar e implementar proyecto de ciudades inteligentes, en beneficio de sus habitantes, que transformen sustancialmente la calidad de vida.

[1] Artículo académico sobre la iniciativa #U4SSC
[2] Artículo académico sobre la iniciativa #U4SSC en España
[3] Artículo Andinalink sobre Chattanooga
[4] Artículo de BBC mundo sobre Chattanooga
[5] Artículo de BBC mundo sobre Chattanooga
[6] Artículo de BBC mundo sobre Chattanooga
[7] Artículo de BBC mundo sobre Chattanooga
[8] Artículo de BBC mundo sobre Chattanooga
[9] Artículo de la Revista Expansión de México
[10] Artículo de la Revista Expansión de México
[11] Proyecto Smartcity Perú

Deja un comentario